sábado, 2 de febrero de 2013

Publicidad que paga al receptor

Yo veo la cara de Cristo en los posos del café". En ese momento es cuando se te queda a tí la cara de tonto. Vaya, pues a mi Movistar me manda mensajes de publicidad y no me descuentan ni medio céntimo sin querer. Ya están los fascistas metiendo negativos a esta actuación, parecen la delegada del gobierno de Madrid. Vaya, he estado buscando el estatuto del trabajador autónomo cuando en un link que viene en el propio artículo explica lo que digo enmuy bien

 "ideales de ING: Banco joven, fresco y con unos valores muy alejados del ideario que el citado periódico mantiene". ¿¿¿Perdón??? A lo mejor es que me hago mayor, pero hacía tiempo que no veía tanta ingenuidad en una sola frase. ING es un banco, es decir, un producto puro del capitalismo especulador. ING, que yo sepa, realiza el mismo tipo de inversiones que otros bancos, es decir, en empresas que contaminan el medio ambiente, que trafican con armamento, que explotan a trabajadores en paises del tercer mundo, etc. Abueeela el sonotone!! Pues tienes razón, no lo habia pensado. ¿Habrá posibilidad de que algún día pongan ellos sus antenas? Mí no saber. pues por esa regla deno salgas a la calle, vaya a ser que un idiota te engañe con un sobre lleno de papeles. xD Pues eso, en Internet igual. Cierto

 Si, por morbo te leerá más gente, pero aun así recibirás menos karma, jeje, a qué me recuerda. ese "bastante tiempo" no lo es tanto: poco más de un año, por tanto nadie que se autodenomine "experto" en Internet puede presumir de cuenta hotmail, a no ser que haya "expertos" con poco más de un año de experiencia. Al amrgen de eso, sigue distando de ser un servicio que se pueda considerar mínimamente "profesional", como sí lo es Gmail. Pero vamos, me remito a la realidad: el-criterio hotmail Eduard Punset, el nuevo Jorge Bucay Es manía mia o este tio tiene el mismo cirujano plástico que la duquesa de Alba? :-D . Eso es exactamente "quemar las naves". La aunténtica pizza italiana

No hay comentarios:

Publicar un comentario