miércoles, 29 de enero de 2014

La mejor publicidad para un libro

Dicen y dicen mal, que la mejor publicidad para cualquier producto como por ejemplo podría ser un libro, es el boca a boca. Y lo dicen mal, porque el boca a boca es una técnica de reanimación, lo correcto sería el boca a oreja como representación de la recomendación de una persona a otra. Y para mayor abundamiento, este boca a oreja quedaría en nada si el producto que una persona está recomendando a otra, no es fácilmente accesible. Volviendo al ejemplo de los libros, más de una vez me ha pasado de no poder adquirir un libro que algún amigo me ha recomendado, por estar descatalogado y no poderlo conseguir ni siquiera en las bibliotecas públicas, donde por ley se ha debido hacer el depósito legal de cuatro ejemplares. En algunos de esos casos, he localizado al autor y le he ofrecido comprarle alguno si le queda, o pagarle por una copia digital del mismo. Normalmente aceptan agradecidos y alguno hasta me lo ha enviado sin coste, más allá de los obvios gastos de correo y paquetería. Desde entonces, me suelo guiar por las recomendaciones de las editoriales y buscando lo tengan en existencia (lo llaman en stock, como las options esa que dicen que les dan a los informáticos como pago en las nuevas empresas de internet). Una de estas editoriales que suelen hacer bastante publicidad a esos libros que tienen, es Ediciones Albores, y lo que más me gusta de ella es el catálogo que suelen actualizar prácticamente todas las semanas. Esa es la mejor publicidad que se le puede hacer a un libro, el que esté siempre disponible para su compra, tanto en el catálogo online de la editorial, como en los puntos de venta estratégicamente distribuídos por toda la geografía nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario