jueves, 20 de febrero de 2014

El plus que es un master internacional

Hay quienes dicen que el mejor proyecto publicitario es el que logra vender un máster con muchas siglas impronunciables, para que un candidato a un empleo a su vez haga que una empresa lo valore como algo positivo a la hora de acceder a una convocatoria de empleo en la misma. No deja de ser un chiste, pues de todos es sabido la cantidad y calidad de contenidos tanto teóricos como prácticos, que un master internacional aporta a las personas que con vistas a mejorar su carrera profesional, deciden realizarlo. Por vía de ejemplo, en los másters se suele entrenar a los alumnos del mismo en la inteligencia general, con múltiples ejercicios basados en la experiencia de los profesores del máster, el razonamiento matemático, con la toma de decisiones por criterios puramente económicos, en contraposición a otros factores que si bien no parecen medibles o auditables con criterios objetivos, como bien podrían ser el llegar a externalizar algunos procesos productivos en aras a la obtención de beneficio en absolutamente todas las áreas de negocio de una empresa. Eso, es algo que se enseña en los másters, y que no todo el mundo conoce. Pero lo que a mi verdaderamente me apasiona de los másters, es el entrenamiento que hacen a sus alumnos en el razonamiento analógico. La analogía es algo que nos permite aplicar similares soluciones a problemas que aparentemente no son iguales, pero que al tratarlos con parecidas recetas o tratamientos, llegamos o podríamos llegar a la solución que andábamos buscando, por más que en el camino lógicamente, hayamos de llegar a ceder en ciertas pretensiones. Que de eso más o menos se trata: de que todas las partes implicadas en un acuerdo o negocio, salgan satisfechas. Y de eso trata la publicidad de un máster.

No hay comentarios:

Publicar un comentario