miércoles, 21 de mayo de 2014

Los reclamos publicitarios en plata de ley

Cada empresa es un mundo a la hora de encargar un regalo para sus accionistas, empleados, clientes o proveedores, y mientras la mayoría opta por los clásicos calendarios, agendas o bolígrafos, hay quienes quieren que esas personas que se relacionan con la empresa se sientan especiales, para lo que encargan cosas exclusivas y de elevado valor o realizados en o con metales nobles, entre los que destacan el oro y la plata. A veces se hacen los mismos objetos en oro blanco para aquellas personas de las que la empresa depende más directamente como podrían ser los altos directivos o los accionistas de referencia, y en plata para el resto de las personas que van a recibir esos regalos, reclamos o artículos publicitarios en definitiva. Ahora el problema para la empresa que ya tiene esa idea en mente, es el encontrar un proveedor que pueda suministrarles oro y plata en las cantidades que se necesitan y tenga los medios materiales y humanos necesarios para la fabricación de ese exclusivo producto, en un tiempo además razonable. No sirve sólo con poder comprar plata, sino que además se encarguen de todo el proceso de fabricación. Eso si, cuando la empresa encuentra a ese proveedor, se establece una relación comercial entre ellos ya de por vida. Yo hace años tuve que encargarme de ese proceso en una compañía de seguros que operaba principalmente en el ramo de caución, y había que hacer ese tipo de regalos a aquellos propietarios de empresas que nos facturaban una importante cantidad anual en primas de seguro. No fue fácil ni que nos dieran presupuesto, pues al pedir de entrada varios kilos de oro y plata nos exigían que les entregásemos una elevada cantidad a cuenta, pues las empresas de publicidad a las que consultamos, no querían tampoco el estar un tiempo preguntando precios a sus proveedores, para que luego no contratásemos la publicidad con ellas. Al final hicimos unos llaveros de oro macizo para los propietarios, y de plata de ley para los directivos y personal de alta gerencia. Nunca llegué a ver a nadie que los utilizara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario