miércoles, 6 de agosto de 2014

¿Compensa o no el tener un servidor dedicado?

Servidores dedicados y administrados ¿Qué servidor me conviene? Hay que estar en Internet nos dicen por todos lados, y la verdad es que sería temerario no hacerlo en una época globalizada como la actual, donde compradores y vendedores están a un clic de distancia, pero no es tan fácil, porque necesitamos un nombre de dominio que a ser posible contenga el nombre de nuestra marca comercial o razón social, y además alquilar digamos un espacio o una carpeta en un ordenador que esté conectado las veinticuatro horas a Internet, con una conexión potente. A partir de ahí hay algunos proveedores que nos ofrecen todo un abanico de posibilidades para que alojemos nuestro proyecto, y si bien lo normal es comenzar con un proyecto modesto en un alojamiento o hosting compartido de una empresa de prestigio, con el tiempo vemos que se nos queda corto, pues nos entra la enfermedad a la que humildemente he bautizado como dominitis, y comenzamos a comprar dominios relacionados a diestro y siniestro. Son baratos, y fáciles de comprar, así que como si fueran sellos, nos hacemos con nuestra propia colección de dominios de Internet. Pero esos dominios hemos de alojarlos en algún sitio, y cuando tenemos muchos, las dos opciones más recomendables son:
  1. Los VPS administrados: donde hay un equipo de especialistas en alojamiento web, que están pendientes que nada falle y sobre todo de las periódicas actualizaciones, para evitar la desagradable experiencia de que un desconocido se haga con el control de nuestra presencia en Internet.
  2. Los Servidores dedicados, que a su vez puedes ser administrados por esas mismas personas, o si nos atrevemos hacerlo nosotros. Yo prefiero la primera opción, que nunca se sabe cuando puede uno meter la pata.
Otra opción y que muchas personas expertas en SEO recomiendan es el tener con el mismo o distinto proveedor de hosting, varios alojamientos compartidos y con distintas direcciones IP, pero eso es otra historia, y merece ser tratada en otra ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario